top of page

En Estados Unidos el stock ganadero es el más bajo desde 1951.



En Brasil el volumen de exportaciones de carne vacuna creció 28%, en comparación con el mismo mes del año pasado, las de Uruguay se incrementaron un 17,7%, mientras que las exportaciones de carne australiana fueron las más altas desde 2020 y en Estados Unidos el stock ganadero es el más bajo desde 1951.


Según datos de la Secretaría de Comercio Exterior recopilados por la Asociación Brasileña de Frigoríficos (Abrafrigo), los embarques de carne vacuna fresca y procesada totalizaron 235,3 mil toneladas aportando ingresos por 930,6 millones de dólares, 9,3% menos que lo generado un año atrás. El precio promedio fue de USD3.950 por tonelada, lo que representa una disminución del 14,6% en la comparación anual. China sigue siendo el principal importador de carne vacuna brasileña, a pesar de haber comprado 97 mil toneladas, un 3,1% menos en enero de 2024, a un valor promedio de USD 4.404 el cual resulta un 9% inferior.



Las exportaciones de carne vacuna dieron un salto de 17,7% en enero frente a un año atrás, sumando 39.517 toneladas frente a 33.579 en enero del año pasado. Según analizan desde la consultora Blassina y Asociados, en base a datos publicados por el INAC, el principal destino sigue siendo China, a donde fueron 17.730 toneladas, achicando la brecha interanual al 7,4% frente a lo exportado un año atrás. Asimismo, su participación sobre el total cayó de forma marcada al 45%. Entre los destinos que aumentaron su participación, se destacan Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea y, con menor incidencia, Israel.



En Paraguay, a pesar de las expectativas, la exportación de carne bovina inició el año sin mostrar mejoras significativas. El volumen exportado durante enero fue de 22.464 toneladas, una disminución del 2% en comparación con el año anterior, con ingresos prácticamente sin cambios en torno a los 106 millones de dólares para el primer mes. Chile continúa siendo el mayor comprador de carne paraguaya, pero incluso este mercado muestra signos de fragilidad, adquiriendo 8.740 toneladas por un valor de USD 45.9 millones. Otros mercados clave, como Brasil y Taiwán, también presentan cifras que siguen mostrando cierta vulnerabilidad en la industria, tras un 2023 sumamente desafiante.



En Australia, durante enero, pese a ser un mes de actividad estacionalmente baja debido a las paradas anuales de las grandes plantas del norte, las ventas de carne vacuna al exterior alcanzaron las 75.585 toneladas, cifra muy superior a las 59.000 toneladas que marca el promedio para enero de los últimos cinco años. Al igual que durante la segunda mitad de 2023, Estados Unidos siguió comprando con fuerza unas 20.308 toneladas, más del doble del volumen registrado en enero del año pasado, con 8.953 toneladas. Se espera que, a partir de febrero estos envíos crezcan aún más debido a la ventaja le otorgara a Australia el Tratado de Libre Comercio bilateral vigente con EE.UU., una vez agotada la cuota otorgada a “terceros países” a través de la cual ingresa muy competitivamente Brasil.



De acuerdo a un informe recientemente publicado por el Servicio Nacional de Estadísticas Agrícolas (NASS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el inventario nacional de ganado bovino se ubica actualmente en los 87,2 millones de cabezas, un 2% menos que en 2023, siendo a su vez la cifra más pequeña desde 1951. Los vientres destinados a producción de carne (vacas y vaquillonas de primera parición), ascendieron a 37,6 millones de cabezas, un 2% menos que los 38,3 millones de cabezas del 1 de enero de 2023, mientras que las vacas lecheras se reportaron en 9,36 millones, un poco menos que en 2023.


Fuente: Agro Meat

17 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page