top of page

México necesitará 1,4 millones de t de carne de cerdo en 2024.

Actualizado: 3 abr


En el último de sus informes de previsiones sobre la marcha del sector porcino y vacuno mexicano para este año 2024, el USDA estima que México va a necesitar importar 190.000 t de carne de vacuno, lo que supondría una ligera bajada respecto a 2023, y en torno a 1,35 millones de t de carne de cerdo, lo que supondría estabilidad respecto a 2023.



Específicamente para el vacuno, el USDA estima que en México se producirán durante 2024 unas 2,3 millones de t, un 2% más que en 2023. La demanda rondará los 2,1 millones de t. Actualmente, el sector de la carne de vacuno mexicana se enfrenta a un escenario de evolución de las preferencias de los consumidores. Mientras que el consumo stá impulsado principalmente por el precio, otros factores que influyen en la demanda son las percepciones sobre la salubridad y el tamaño de las porciones, el impacto medioambiental y el bienestar animal. La industria mexicana de la carne de vacuno se ha adaptado ofreciendo productos y envases innovadores para responder a las tendencias de los consumidores.


Las presiones inflacionistas y económicas de los últimos años han hecho que los consumidores mexicanos sean más conscientes de los precios.



La previsión de importación de carne de vacuno para 2024 es de 190.000 t, lo que supone un descenso del 5% respecto a los niveles de importación de 2023. A medida que la fortaleza del peso pierde impulso, se espera que las importaciones sean menos atractivas, y los procesadores dependerán más de la producción nacional para satisfacer la demanda. A pesar de la disminución prevista de las importaciones, se prevé que continúen los altos niveles de productos frescos y refrigerados procedentes de Estados Unidos a través del acceso libre de impuestos. Además, el programa antiinflacionario de México incentivará las importaciones de carne de vacuno de países no pertenecientes al TLC. Se espera que Estados Unidos siga siendo el principal proveedor de carne de vacuno a México debido a las ventajas logísticas y de flete.



En lo respectivo a la carne de cerdo, el USDA prevé un ligero incremento en la producción hasta los 1,59 millones de t. Se prevé que los menores costes de los piensos en 2024 se traduzcan en pesos de sacrificio más elevados y en un aumento de la producción porcina. Se espera que una demanda interna fuerte y creciente aporte seguridad a los productores de carne de cerdo para invertir y aumentar la producción. La mejora de la productividad y de la sanidad animal atenuará el impacto de las difíciles condiciones del mercado y contribuirá al aumento de la producción.



El consumo de carne de cerdo en México para el USDA llegará a los 2,7 millones de t, un 1% más que en 2023. Se espera que el consumo crezca a pesar de las fluctuaciones de los precios de la carne de cerdo y los cambios en los patrones de consumo. Los consumidores se muestran cautelosos con las compras y sus presupuestos, especialmente durante la incertidumbre de un año electoral. También estima que los procesadores de carne de cerdo ofrezcan productos de valor añadido más rentables, especialmente para los consumidores preocupados por el precio. Las iniciativas promocionales y los anuncios educativos sean un requisito en 2024 para que las empresas mexicanas crezcan en los mercados nacionales e internacionales.



Con todo esto, las importaciones llegarán a los 1,4 millones de t, siendo estables respecto a 2023. Se espera que el "superpeso" mexicano se debilite en la segunda mitad de 2024, disminuyendo la fuerza del peso en comparación con el dólar estadounidense que apoyó las importaciones récord en 2023. Estados Unidos y Canadá son los principales proveedores de carne de cerdo de México. La prórroga del decreto presidencial antiinflacionario con arancel cero de terceros países mantendrá a los procesadores en busca de nuevas oportunidades de negocio. Sin embargo, no se prevé que el programa aumente el acceso de carne de cerdo de socios con los que no se ha firmado un tratado de libre comercio, debido al acceso libre de aranceles a productos frescos y refrigerados de Estados Unidos.



Además, en noviembre de 2023, el acceso al mercado para la carne de cerdo brasileña se suspendió temporalmente debido a una medida cautelar presentada por los productores locales de carne de cerdo y, debido a los procedimientos legales, no está claro cuándo se reanudará el acceso.


Fuente: Eurocarne

274 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page