La producción de carne de pollo, de cerdo y de bovino creció en promedio 33 por ciento.

La producción de carne de pollo, de cerdo y de bovino creció en promedio 33 por ciento en los últimos 10 años.



La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural subrayó que el sector cárnico nacional es ejemplo de cómo la integración y la innovación de sus eslabones son la base para incrementar la productividad, ya que en los últimos 10 años los tres segmentos más importantes en la alimentación de los mexicanos: las carnes de pollo, de cerdo y de bovino, crecieron en promedio 33 por ciento.

Precisó que de 2010 a 2020, la producción nacional de carne de pollo aumentó de 2.8 a 3.7 millones de toneladas y el consumo per cápita creció de 29 a 35 kilogramos, mientras que en la última década, la producción de carne de cerdo pasó de 1.2 a 1.7 millones de toneladas y su demanda en el país también subió de 13 a 18 kilogramos por persona. Destacó que en los últimos cinco años, el sector porcino ha entrado en una gran dinámica, ya que el abasto nacional pasó de 66 a 73 por ciento, en tanto que en el segmento de carne de bovino la producción nacional aumentó de 1.7 a 2.1 millones de toneladas y el país es autosuficiente en cerca de 110 por ciento, por lo que las exportaciones se han incrementado, principalmente a Estados Unidos, Japón, Canadá, Hong Kong, Corea del Sur y China.

El titular de Agricultura sostuvo que estos datos confirman el buen momento del sector cárnico nacional, y refrendó el compromiso de la dependencia con los ganaderos de México, a través de la provisión de servicios y bienes públicos estratégicos, como servicios sanitarios y de inocuidad, sistemas de alerta temprana, gestión de riesgos, inteligencia de mercados, acompañamiento en el comercio internacional y servicios de investigación, innovación y desarrollo de capacidades, entre otros.

Fuente: Agricultura

25 visualizaciones0 comentarios