top of page

Fortalece alianza público-privada a México en sanidad e inocuidad de alimentos.



La alianza público-privada -forjada entre la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y los productores- ha sido estratégica para posicionar a México como uno de los principales países generadores de alimentos sanos, inocuos y seguros en el mundo, destacó el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Javier Calderón Elizalde.


Al clausurar los trabajos del Primer Congreso Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, organizado por el Consejo Nacional Agropecuario (CNA), el funcionario federal comentó que esta estrecha colaboración ha conducido a nuestro país a contar con uno de los mejores estatus sanitarios a nivel internacional y, por ende, añade valor agregado a las mercancías nacionales en los mercados más competitivos.


Con esta referencia, indicó, los esfuerzos han permitido también cumplir el objetivo del Gobierno de México de fortalecer la seguridad alimentaria y el abasto nacional de alimentos a precios justos para la población mexicana.


Dijo que el congreso resultó un espacio enriquecedor, de reflexión y análisis sobre temas de gran relevancia relacionados con la sanidad e inocuidad agroalimentaria, como trazabilidad, campañas, programas y técnicas para el manejo de plagas y enfermedades y la resistencia a los antimicrobianos.


El diálogo -establecido entre los diversos actores participantes durante los dos días de actividades- es clave para diseñar políticas públicas orientadas a proteger adecuadamente la producción agropecuaria, generar desarrollo sostenido para las comunidades, facilitar el comercio internacional de productos agroalimentarios y encontrar técnicas sustentables para el control de plagas y enfermedades, acentuó.


Calderón Elizalde expuso que en este foro se escuchó la perspectiva y la experiencia de colegas de otras latitudes como los países de Centroamérica y los Estados Unidos, lo cual ha permitido conocer cómo ven a México y cómo manejan los temas de sanidad e inocuidad, y es de gran importancia para identificar nuestras fortalezas y áreas de oportunidad.


Subrayó que el Senasica trabaja de manera permanente para adoptar las mejores tecnologías y plataformas científicas, con el objetivo de ofrecer herramientas innovadoras para proteger el patrimonio de los productores agrícolas, pecuarios, acuícolas y pesqueros, y refirió que estas acciones se realizan de manera eficiente para reducir el gasto administrativo y privilegiar la inversión en la capacidad diagnóstica y la aplicación de medidas de prevención.


Resultados tangibles


Bajo esa premisa y en materia vegetal, Calderón Elizalde refirió que el Senasica opera una red nacional de más de 40 mil trampas para detectar la presencia de más de 30 especies de moscas exóticas de la fruta, incluida la mosca del Mediterráneo que tiene el potencial de afectar a al menos 250 frutas y hortalizas.


Respecto a la salud pecuaria, apuntó que México se encuentra entre los ochos países -de 183 países adscritos a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA)- que son libres de las enfermedades más devastadoras y es una oportunidad para proteger más de 665 millones de cabezas de ganado bovino, porcino y aviar.


Añadió que en la primera barrera para proteger el estatus fito y zoosanitario de México se cuenta con el trabajo de más de mil 600 profesionales, quienes todos los días vigilan 90 puertos, aeropuertos y fronteras y 19 Puntos de Verificación e Inspección Federal (PVIF) con el apoyo de 85 unidades caninas.



Diálogo, oportunidad para reforzar las acciones


En los trabajos del Primer Congreso Nacional de Sanidad e Inocuidad, realizado al sur de la Ciudad de México, se contó con la participación de los directores generales del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Luis Ángel Rodríguez del Bosque; del Colegio de Postgraduados (Colpos), Juan Antonio Villanueva Jiménez; y el director de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Jorge Suárez Güemes.


Al participar en el panel de investigación y nuevas tecnologías, los especialistas resaltaron la importancia de impulsar acciones en conjunto con la academia y el sector productivo con el fin de modernizar las herramientas que utilizan para la producción de alimentos sanos y seguros.


Hicieron énfasis en el papel que juegan los investigadores y científicos -de esas tres instituciones- con la capacitación de técnicos y productores y en el desarrollo continuo de nuevas tecnologías, para fortalecer las campañas preventivas con métodos eficaces, sustentables y sostenibles.


El director general de Sanidad Vegetal, Francisco Ramírez y Ramírez, se pronunció también porque el diálogo entre productores, académicos, especialistas y autoridades nacionales e internacionales se extienda y conlleve a consolidar una plataforma para crear conciencia sobre la relevancia de la fitosanidad en la producción de alimentos.


Resaltó que la alianza y colaboración son pilares fundamentales para impulsar la aplicación de medidas efectivas en beneficio de todos los sectores involucrados, lo cual coadyuva a generar cosechas sanas y seguras para la mesa de las familias mexicanas.


La presidenta de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Senado de la República, Nancy Sánchez Arredondo, manifestó que el uso irresponsable de insumos veterinarios y agrícolas es un tema de la mayor preocupación y, por ello, se pronunció por extender la discusión con todos los sectores con la finalidad de abonar en su regulación.


El gerente Regional para América Latina y el Caribe del Servicio de Inspección Sanitaria de Plantas y Animales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, (APHIS-USDA, por sus siglas en inglés), Cristobal Zepeda, destacó la estrecha colaboración sanitaria que han mantenido México y su país desde mediados del Siglo XX en el marco de la campaña para la erradicación de la fiebre aftosa.


Comentó que México fue el primer país en el mundo en utilizar la regionalización durante el control de una enfermedad, al poner en marcha acciones de sacrificio y vacunación contra la fiebre aftosa en la región centro del país y mientras que los estados del norte mantuvieron la producción y exportación de carne de res segura.


El director ejecutivo del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), Raúl Rodas Suazo, indicó que los nueve países que integran la institución (México, Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Nicaragua, Guatemala y Panamá) cuentan con unidades caninas, lo cual ha fortalecido la inspección de mercancías agroalimentarias en la actualidad.


Destacó que la mayoría de los inspectores y oficiales caninos que laboran en Centroamérica y El Caribe, fueron formados en el Centro de Adiestramiento Canino (Ceacan) del Senasica y es por ello que fue reconocido como Centro de Referencia Regional en 2023.


Por parte del Senasica participaron también los directores generales de Salud Animal, Juan Gay Gutiérrez; Inocuidad Agroalimentaria Acuícola y Pesquera, David Soriano García, y el de Inspección Fitozoosanitaria, Jorge Luis Leyva Vázquez.


Y los directores de Campañas Zoosanitarias, Gabriel Ayala Borunda; de Sanidad Acuícola y Pesquera, Víctor Nava Hernández; del Centro Nacional de Servicios de Diagnóstico en Salud Animal (Cenasa), Carlos Jasso Villazul; de Regulación de Establecimientos, Productos y Órganos de Coadyuvancia, María Elena González Ruiz, y el subdirector de Campañas Fitosanitarias, Jesús García Feria.


Fuente: SENASICA

6 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page