De enero a agosto la producción de cerdo alcanzó su volumen más alto desde el 2017.



Entre enero y agosto de 2021 se procesaron 29 mil 35 toneladas de carne de cerdo en el país, un aumento de 15.5 por ciento en comparación con lo registrado en igual periodo del año pasado. (Shutterstock)


La alta demanda de tacos al pastor, carnitas, costillas, cochinita, salchichas y otros alimentos típicos mexicanos hechos con carne de cerdo, impulsó a nivel récord los ingresos en el canal food service, que incluye a los restaurantes, de empresas procesadoras de esta proteína como Sigma Alimentos y Kekén, con lo que ya superan los niveles previos de la pandemia del COVID-19.


En entrevista con El Financiero, Alejandro de la Barreda, director general del conglomerado Grupo KUO, dueño de la firma Kekén explicó que todo el segmento de food service se ha reactivado conforme se reabre la economía del país tras la pandemia de SARS Cov2.


“Hay una alta demanda de piezas como costillas, cabeza de lomo que es relevante para hacer la carne al pastor, entre otros, lo cual se ve con mayores crecimientos en la zona metropolitana de la Ciudad de México, la demanda es muy fuerte, que queremos aprovechar el momento seguir creciendo y posicionándonos en con centros de distribución de la Ciudad de México”, dijo de la Barreda.


El director de Grupo KUO reconoció que, ante el desajuste en oferta de otras proteínas como el pollo, también los restaurantes apuestan por sumar más oferta como son las costillas de cerdo.


Roberto Olivares, director de finanzas de Sigma Alimentos, reveló que, el alza en precios de la proteína porcina permitió mitigar la mayoría de los aumentos en los costos de las materias primas de los productores.


“Los ingresos por servicios de alimentos a locales aumentaron 55 por ciento anual y sólo un 8 por ciento por debajo de los niveles prepandémicos, pero el EBITDA de servicios de alimentos aumentó nueve veces más que en 2020 y es 11 por ciento más alto en comparación con los niveles previos a la emergencia sanitaria”, contó.


Entre enero y agosto de 2021 se procesaron 29 mil 35 toneladas de carne de cerdo en el país, un aumento de 15.5 por ciento en comparación con lo registrado en igual periodo del año pasado, siendo este el mayor volumen que reporta el sector desde 2017 y el incremento más grande de los últimos seis años, de acuerdo con información del INEGI.


Entre enero y septiembre de 2021, KUO tuvo ingresos en su división consumo de 18 mil 343 millones de pesos, cifra 7.6 por ciento mayor a lo registrado en igual lapso del año pasado, mientras que su flujo operativo (EBITDA) creció 22.8 por ciento, esto porque la mayor demanda se combinó con un aumento en el precio de la carne de cerdo.


Datos del índice nacional de precios, que publica el INEGI, muestran que, a septiembre de este año, el precio del lomo de cerdo aumentó 13.1 por ciento anual, mientras que en costilla el alza fue de 17 por ciento y en pierna de 17.1 por ciento; en los tres casos es el mayor aumento desde que se tienen registro.


En conferencia reciente, Ernesto Hermosillo Seyfert, presidente del Consejo Mexicano de la Carne (Comecarne), comentó que los mayores precios en carne de cerdo se deben a mayores costos de producción como el precio del alimento para estos animales, aunque las empresas lograron mitigar esta situación tanto con el aumento en precio como por la demanda incremental de restaurantes.


Destacó que incluso el aumento en el precio promedio general de carne de cerdo en México es similar al que reportan en Estados Unidos, y que está por encima de otros mercados donde tienen presencia.



Fuente: El Financiero




8 visualizaciones0 comentarios