top of page

Crece la oferta de carne en México, pero los precios no bajan.



La apreciación del Peso abarató las importaciones, lo que llevó a que de enero a septiembre pasado, las compras al exterior de cárnicos escalaran en conjunto a un nivel récord de 2 millones 23 mil toneladas, 7 por ciento más que hace un año


Por efecto del superpeso, en México hay más carne de res, cerdo y pollo, pero los precios al consumidor no lo están reflejando.


La apreciación del Peso abarató las importaciones, lo que llevó a que de enero a septiembre pasado, las compras al exterior de cárnicos escalaran en conjunto a un nivel récord de 2 millones 23 mil toneladas, 7 por ciento más que hace un año, de acuerdo con cifras de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).


En particular, las importaciones de carne de cerdo, principalmente pierna, y de pollo alcanzaron un volumen histórico para un periodo igual al contabilizar mil 158 millones y 722 mil toneladas, respectivamente, mientras que las de res registraron la cifra más alta en los últimos cuatro años.


Por esas “devoradoras” compras, la factura total ascendió también a un monto récord de 4 mil 336 millones de dólares, 8.3 por ciento más que hace un año, pero aun así el golpe fue amortiguado por el dólar barato.


Aunada a esa mayor oferta por importaciones, el superpeso encareció las exportaciones mexicanas, lo cual también aumentó la disponibilidad de producto en el País.


De acuerdo con GCMA, de enero a septiembre fueron exportadas 393 mil toneladas, 12 por ciento menos respecto a las del mismo periodo del 2022 o 54 mil 500 toneladas menos, siendo esta la mayor baja en volumen para un lapso igual.


De todo ese volumen no exportado, y que elevó la oferta nacional, el de carne de res representó 53 por ciento, el de cerdo 44 por ciento y el de pollo el 3 por ciento restante.


Pero aún con toda esa mayor oferta, el pollo entero a nivel nacional cotizó en promedio en septiembre 2.8 por ciento más caro que hace un año y la carne molida fue 2.6 por ciento más cara, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor del Inegi.


De la carne de cerdo, las chuletas promediaron apenas una baja de 1.8 por ciento.


Juan Carlos Anaya, director de GCMA, explicó que, en teoría, la mayor oferta que ha surgido debiera incidir en bajas de precios, pero indicó que algunos cárnicos han reducido su costo apenas entre 1 y 3 por ciento anual, mientras que otros lo han subido.


”Pero no está sucediendo porque sigue habiendo una demanda constante a pesar de los precios que traen esos productos; aquí quien se está quedando con los mayores márgenes son los detallistas, en particular las cadenas de autoservicio”, señaló.


Las cifras de GCMA detallan que la baja de 12 por ciento en las ventas al extranjero de cárnicos significó para los exportadores una pérdida total en ingresos de 273 millones de dólares o 10.8 por ciento menos de los 2 mil 523 millones facturados de enero a septiembre del 2022.


Fuente: Vanguardia.mx

5 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page