top of page

Compra de carne de pollo brasileña se dispara con el PACIC.

Las importaciones desde el país sudamericano se vieron favorecidas con la eliminación temporal de aranceles que impuso el llamado Paquete Contra la Inflación y la Carestía.



Las importaciones avícolas a México desde Brasil totalizaron 426 millones de dólares en 2023, lo que supone un aumento 152% en comparación con 2021, el año previo a la puesta en vigor del Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), que eliminó los aranceles a ciertas importaciones de carne de aves, incluido el pollo.



Estas compras externas mexicanas se dispararon de 169 millones de dólares en 2021 a 398 millones en 2022 y luego a 426 millones en 2023, según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil.



Para contrarrestar el efecto inflacionario sobre los precios de los productos que forman parte de la canasta básica y de algunos insumos, las secretarías de Hacienda y de Economía exentaron temporalmente varios productos del pago de arancel a la importación con el Pacic a partir del 17 de mayo de 2022.


Luego, el 27 de diciembre de 2023, el gobierno de México publicó un decreto presidencial para extender la exención de aranceles y la flexibilización de trámites administrativos para la importación de productos de la canasta básica, incluido el pollo, hasta el 31 de diciembre de 2024.



Desde la perspectiva del gobierno, la extensión del decreto de inflación mantiene un estímulo para incrementar las importaciones libres de aranceles de países que actualmente no tienen un acuerdo de libre comercio con México.



En 2023, México fue el segundo mayor importador de carne de pollo a nivel mundial, después de Japón.



A la vez que Estados Unidos siguió siendo el principal proveedor de carne de pollo de México en 2023, Brasil ganó una mayor participación de mercado debido al decreto presidencial.



Las importaciones mexicanas de carne de aves desde Estados Unidos cayeron a una tasa interanual de 2.4% en 2023, a 994 millones de dólares, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Comercio estadounidense.



Antes de publicarse el decreto relacionado con el Pacic, México aplicaba un arancel de 75% a las importaciones de carne de aves.



En 2023, la producción de México cubrió cerca de 80% de todo el consumo interno, mientras que las importaciones cubrieron el resto del consumo interno de carne de pollo.



Prospectivamente, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) predice que las importaciones de pollo a México en 2024 serán 4% más altas que en 2023, con 1.0 millones de toneladas.



Al mismo tiempo, el USDA pronostica una producción mexicana de 4.0 millones de toneladas en 2024, esto es 2% más que en 2023, debido a la relativa reducción de los costos de los cereales y otros insumos.



A pesar de las altas tasas de interés, se prevé que la inversión de capital y la expansión en el sector avícola sigan creciendo debido a un retorno de la inversión más rápido en comparación con los sectores bovino y porcino.


Fuente: El Economista

89 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page